Terapia familiar y de pareja

img_como_es_una_terapia_de_pareja_10798_orig

               La pareja y la familia son los principales potenciadores del desarrollo del individuo a lo largo de su vida, sin embargo, pueden convertirse en grandes generadores de problemas que acaban obstaculizando su rutina, ocasionando repercusiones negativas en su calidad de vida y salud mental.

               Las parejas pasan por momentos difíciles a lo largo de la relación. A pesar de ello, estos eventos no tienen por qué ser condición suficiente para propiciar una rotura o distanciamiento. El problema surge cuando los involucrados sienten que han perdido todos los recursos que creían tener disponibles para superar el malestar, viendo como única solución la separación.

               Sin embargo, nuestra terapia de pareja puede resultar una herramienta útil y temporal, que sirva como acompañamiento para dotar de herramientas a los individuos, en aras de superar sus problemas, así como mejorar en la relación.

               Por su parte, se debe entender a la familia como un sistema complejo con varios protagonistas donde a cada uno se le ha asignado un rol característico: mamá, papá, hijo mayor, etc. Esto hace que cuando la dinámica no fluye como se espera, se presenten constantes discusiones y peleas que acaban tensando y recargando el hogar, repercutiendo así en la calidad de vida de cada uno de los integrantes.

               Por lo tanto, lo primero es que cada uno de los miembros de la familia encuentre un lugar donde pueda expresarse con seguridad, donde se sienta escuchado y tenga la posibilidad de negociar con el resto, de cara a superar las crisis. Desde la terapia familiar, buscamos ofrecer un recurso óptimo y temporal, para que todos y cada uno, desde los mas grandes hasta los más chicos, se sientan a gusto dentro de ese entramado sistema llamado familia.

7477115

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *