Niños

intervencion-infantil

                  La niñez es la etapa donde se forman las bases que constituirán nuestra manera de ser y de actuar con nosotros mismos y con los demás a lo largo de nuestra vida. Se encuentra influenciada por el nivel y posibilidad de estimulación que se les pueda ofrecer, tanto en el hogar como en el colegio, para así poder aprender y afianzar conocimientos a lo largo de su desarrollo vital.

              Podemos separar la niñez por etapas: en primer lugar, la infancia temprana que trata acerca del bebé hasta un año de edad, donde, en pocas palabras, la prioridad es el establecimiento de vínculos con sus seres queridos, los cuales cubrirán sus necesidades. A continuación, la niñez temprana que va desde el primer año de edad hasta los seis aproximadamente, donde desarrollarán, entre otras cosas, el proceso de socialización con los demás niños y con los adultos. Y por último, la niñez intermedia, la cual coincide con la edad escolar primaria del niño, en la cual comienzan a darle un sentido más profundo de las cosas y aspectos de la vida, siempre con ayuda del exterior, tanto de sus iguales como de las figuras adultas. Además, es la etapa donde suelen desarrollarse y acentuarse los miedos, tales como la oscuridad, el abandono de seres queridos, etc.

                 En ocasiones, los niños se encuentran ante dificultades que por diversas razones han de necesitar un apoyo extra que sea temporal  para poder superarlas, ayudando así a sus padres y maestros a que el niño salga adelante.

                 Algunos de los problemas más comunes que suelen presentar los niños son:

Problemas Emocionales                                       Miedos específicos y permanentes                  Tristeza

Agresividad descontrolada                                   Conductas disruptivas y amenazantes             Fracaso Escolar

Ansiedad anticipatoria                                         Baja autoeficacia                                              Pesimismo

Problemas de atención y de hiperactividad         Falta de concentración y distracción                Inquietud y nerviosismo

Control de impulsos                                             Problemas en el control de esfínteres               …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *