¡Auxilio me falta tiempo!

  • No llego a todo
  • Estoy desbordada y ¡encima el reloj corre que se las pela!
  • Tengo que hacer muchas cosas
  • Hago las tareas de forma precipitada
  • Cambio de tarea sin saber muy bien qué es lo que debo hacer primero
  • No cumplo con todos mis compromisos
  • Me queda poco tiempo para descansar y darme un respiro
  • Tengo la sensación de haber hecho cosas inútiles en lugar de lo importante
  • Estoy cansada

Disponer de tiempo depende más de cómo nos distribuimos las actividades a realizar que de la velocidad con que corren las agujas del reloj. Para ayudarte a sentirte mejor te propongo una actividad.

 Administrar el tiempo = Establecer prioridades

 Ejercicio:

1.- Observa a qué dedicas el tiempo para que seas más consciente de qué está fallando para empezar cambiar. Haz un registro de las actividades diarias durante tres días.

2.- Establece prioridades: ¿cuáles son mis objetivos a corto / a medio / a largo plazo? Para saber cuáles son tus objetivos te propongo que realices una lista siguiendo la pauta de la “tormenta de ideas” y después ordénalas en función de su importancia. ¡Céntrate en los dos primeros objetivos de cada lista!

 

3- Usa técnicas para ganar tiempo: ¿cómo puedo ganar tiempo?

  • Aprender a decir NO a aquellas actividades o tareas que no sean prioritarias
  • Ignorar los restantes objetivos hasta que haya conseguido los de mayor prioridad
  • Incluir en el horario tiempo para imprevistos e interrupciones
  • Destinar distintos momentos del día a descansar
  • Llevar una lista de trabajos breves para realizar en períodos muertos (p.ej., esperas, viajes en transporte público…)
  • Aprender a hacer dos cosas a la vez, si al menos una no exige gran atención
  • Delegar en los demás algunas tareas, especialmente las que no son prioritarias
  • Evitar, posponer o eliminar todo lo que pueda distraer de las tareas prioritarias
  • Reducir en lo posible las actividades no productivas
  • Olvidar el perfeccionismo. Simplemente hay que hacer las cosas
  • No demorar la toma de decisiones. La duda constante y la vacilación continua entre alternativas es una importante causa de pérdida de tiempo
  • No dejar que las tareas se acumulen

4. Planificación de actividades para alcanzar los objetivos establecidos: establecer un plan diario u horario en el que se incluyan las actividades a realizar, el tiempo destinado para llevarlas a cabo y los momentos.

 

Si te lo propones puedes empezar a sentirte mejor y aprovechar más tu tiempo,  rendirás en tus tareas, y lo mejor,  tendrás más tiempo para disfrutar.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *